Las fobias son miedos irracionales, intensos e incontrolables que algunas personas manifiestan en determinada situaci´┐Żn o ante alg´┐Żn elemento en particular, aunque lleguen a darse cuenta de que no representa para ellos una amenaza real. No existe una sola causa para explicar por qu´┐Ż determinada persona padece de una u otra fobia, ya que no hay una relaci´┐Żn uno a uno entre los antecedentes de un paciente y el desarrollo de un trastorno determinado. Por el contrario: las fobias sociales y las espec´┐Żficas pueden tener numerosas causas que confluyen.

Las investigaciones al respecto indican que existen ciertos factores gen´┐Żticos y ambientales que favorecen la aparici´┐Żn de una fobia. Asimismo, las situaciones en las cuales se desencadenan de manera m´┐Żs intensa son aquellos momentos donde la persona, por distintos motivos, est´┐Ż sometida a estr´┐Żs.

Una de las causas posibles por las que surge una fobia espec´┐Żfica es que la persona haya tenido en su infancia una experiencia traum´┐Żtica, a la que despu´┐Żs asocia el elemento que le causa temor. La asociaci´┐Żn puede ser directa o indirecta. Es directa cuando ha sido ese elemento la causa misma que desemboca en una fobia: por ejemplo, un ni´┐Żo es ara´┐Żado por un gato furioso, y a consecuencia de ello el ni´┐Żo crece y se convierte en un hombre con ailurofobia -fobia a los gatos-. En cambio, es una asociaci´┐Żn indirecta cuando el temor aparece desplazado: en la televisi´┐Żn norteamericana mostraron el caso de una joven que, habiendo sido abusada sexualmente de ni´┐Ża, hab´┐Ża desarrollado una curiosa fobia a los pepinillos.

A´┐Żn resta saber si cualquier persona sometida a un determinado est´┐Żmulo puede desarrollar una fobia, o si es necesaria cierta predisposici´┐Żn gen´┐Żtica para desencadenarlas. Algunos cient´┐Żficos se preguntaron esto al ver que en muchos casos, los hijos repiten la fobia de los padres: por ejemplo, una madre con aracnofobia les transmite a sus hijos su propio miedo a las ara´┐Żas. Sin embargo, no necesariamente se trata de herencia gen´┐Żtica, sino que simplemente puede tratarse de un comportamiento aprendido.

Asimismo, ciertas fobias tienen como causa los resabios de un comportamiento instintivo: a lo largo de los siglos, el hombre ha temido a ciertos animales peligrosos como las ara´┐Żas y las serpientes, o a fen´┐Żmenos clim´┐Żticos como las tormentas. Y por supuesto, hay fobias que son absolutamente culturales como al n´┐Żmero 13 (en los pa´┐Żses occidentales, ya que los orientales temen al n´┐Żmero 4), a Halloween o a los extranjeros.

En muchos casos, las personas no recuerdan las causas que los llevaron a desarrollar su fobia, especialmente cuando se trata de fobias espec´┐Żficas. Otras veces, en cambio, pueden recordar uno o varios sucesos que los llevaron a ellas, sobre todo cuando de fobias sociales se trata. Las causas de que una persona desarrolle, por ejemplo, glosofobia ´┐Żmiedo a hablar en p´┐Żblico- pueden remitirse a situaciones en el pasado, que la persona haya experimentado como de humillaci´┐Żn p´┐Żblica: burlas de sus compa´┐Żeros, risas maliciosas, cr´┐Żticas, etc., y que en su momento hayan herido la autoestima del ni´┐Żo.

En cualquiera de los casos, la reacci´┐Żn ante las fobias suele ser la evitaci´┐Żn de la situaci´┐Żn tan temida. Esto puede llevar a que las personas vean deteriorada su vida social, laboral y afectiva. Por fortuna, en la actualidad existen varias maneras de tratar una fobia.